En RD 60% de los gases de invernadero son generados por el consumo de energía

En la República Dominicana el 61.9% de las emisiones de Gases de Efecto de Invernadero (GEI) son generadas por el consumo de energía, un 19.9% se deriva de la agricultura, un 12.9% de los desechos y un 5.3% de los procesos industriales.
El transporte es el sector de mayor consumo de energía, con el 41%; el residencial, un 24%; y el sector industrial con 22%.
Tales datos se desprenden de la Tercera Comunicación Nacional Sobre Cambio Climático que toman como referencia o año base el 2010 y con datos hasta el 2014.
Mientras que las principales fuentes para la emisiones por energía son el crudo de petróleo, con 38.8%; gas natural, 20.2%; carbón mineral, 13.6%; hidro, 4 %; leña, 15.5 %; bagazo, 7.08%; y otras, 0.5%.

El gas licuado de petróleo (GLP) es el de mayor uso como combustible, principalmente a nivel doméstico, en el sector de transporte y también comercial e industrial. Le siguen la gasolina automotor, el kerosene y jet fuel (aeronaves), el diesel oil y el fuel oil, utilizados en transporte, industrias y generación eléctrica.

El documento sobre cambio climático está disponible en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático y sin embargo no ha sido dada a conocer en el país.
Agricultura. En este ámbito se abarcan las emisiones que provienen de la agricultura, la foresta y el uso de suelo, grupo conocido como Afolu. Los gases más comunes en ese sector son el metano y óxido nitroso.
Para la investigación se tomaron en cuenta las emisiones GEI procedentes del ganado doméstico a través de fermentación entérica (digestión en animales rumiantes) y el manejo del estiércol; cultivo del arroz, quema de sabanas y de residuos agrícolas; suelos, tierras forestales y quema de biomasa.

Los residuos. En este sector, el GEI de mayor presencia es el metano, el cual se genera de forma natural por la descomposición de materia orgánica. El metano es más poderoso que el dióxido de carbono (CO2). Este último también se produce con la incineración de residuos.
Para fines del inventario de gases a partir de residuos, se analizaron desechos disueltos en tierra, domésticos e industriales, tratamiento biológico e incineración. Esta última práctica persiste en un alto porcentaje a nivel rural.
El documento recoge el dato de que al 2010 existían en el país más de 350 vertederos a cielo abierto, resultando unos 148 kilómetros cuadrados, “cantidad muy elevada para un país insular y de superficie reducida”, sostiene.
Procesos industriales. El grupo de fuentes de emisión de gases en procesos de industriales, uso de productos y de combustibles fósiles no energético son conocidas como IPPU, las cuales emiten gases derivados de la transformación de la materia prima, tales como dióxido de carbono, metano, óxido nitroso, hidroclorofluorcarburo, perflurocarbono y hexafluouro de azufre. También se incluyen las emisiones que se utilizan en productos refrigeradores, espumas y aerosoles. Además la industria manufacturera y la construcción también incluyen emisiones de insumos de combustible en altos hornos, según se explica en el inventario.
Los minerales. Dentro de las industrias, el inventario destaca los gases emitidos en la producción de minerales, dividida en cinco sub-categorías como cemento, cal, vidrio, procesos de uso de carbonatos y otros. “Las emisiones de gases de efecto de invernadero acumulada desde la industria de los minerales para el período de referencia 2010-2014 fueron equivalentes a 9,351.71 gigagramos”, señala.
De acuerdo a la investigación en ese grupo la fuente de emisión más relevante se da en la producción del cemento a través del cual se emite CO2, por el clínker o quema de caliza. Refiere que solo entre 2001 a 2007 las emisiones por producción de cemento aumentaron en un 61%.
Trabajo. En la elaboración de la Tercera Comunicación para el Cambio Climático participaron técnicos de 40 instituciones, bajo la coordinación de la consultora Yomayra Martinó.
Las instituciones responsables para la elaboración del levantamiento técnico son el Consejo Nacional para el Cambio Climático y Mecanismo de Desarrollo Limpio (CNCCMDL) y el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, quienes contaron con apoyo financiero del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF) y colaboración del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).
Además del inventario de gases, el documento propone una hoja de ruta para cumplir con los compromisos de mitigación de GEI asumidos por el país. Asimismo, incluye una proyección de diferentes escenarios que acarrearían alteraciones en los patrones climáticos para los que el país debe adaptarse.
Aunque lleva casi un año de ser culminada se desconoce por qué no ha sido dada conocer al país, ya que el pasado mes de noviembre fue entregada a las Naciones Unidas.

olor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

By | 2018-03-19T16:25:29+00:00 Febrero 20th, 2018|Latest Articles, Noticias|
Suscribirse
Enviar

Mantente informado con todas nuestras actualizaciones, eventos y mucho mas...