Conocida como el Tercer Polo, la región de Hindu Kush y Himalaya (HKH), que se extiende desde Afganistán hasta Myanmar, tiene más hielo que en cualquier otro lugar fuera del Ártico y la Antártida.

Sin embargo, según un nuevo informe, al menos un tercio de sus glaciares están condenados a fundirse para el año 2100, debido al cambio climático. Y es el mejor escenario: perderemos solo esa cantidad de glaciares si las emisiones de carbono se reducen drásticamente y el calentamiento global se limita a 1.5 ° C. Pero si no se logra este objetivo, se espera que la pérdida aumente hasta dos tercios de los campos de hielo.

La situación es crítica para los 250 millones de personas que viven cerca de la HKH, así como para los mil 650 millones que dependen de los ríos que fluyen desde las cumbres a la India, Pakistán, China, etc.

“Para este informe, primero discutimos con los responsables de la formulación de políticas sobre cuáles consideraban los problemas de montaña más apremiantes en los que la ciencia podría ayudar a desarrollar soluciones. Luego reunimos a científicos, responsables de la formulación de políticas y profesionales, para establecer las áreas de prioridades que deben cubrir el informe”, explica a Metro Arabinda Mishra, investigador del Centro Internacional para el Desarrollo Integrado de las Montañas y uno de los principales autores del informe.

“Las personas de nuestros ocho países: Afganistán, Bangladesh, Bután, China, India, Myanmar, Nepal y Pakistán y de todo el mundo participaron en el estudio”, añadió Mishra.

¿Qué tan grave es el derretimiento de los glaciares de la región del Hindu Kush Himalaya?

– Es muy serio. Porque las ciudades, los sistemas de riego y los sistemas de energía dependen de los suministros de agua de las montañas. Los habitantes de las montañas que dependen de los glaciares son particularmente vulnerables a la pérdida del suministro de agua, y las avalanchas y las inundaciones de los glaciares en los lagos. Sin embargo, los glaciares son solo la punta del iceberg.

¿Qué quieres decir?

– Es probable que los patrones de monzón cambien mucho, algo de lo que sabemos menos. Con un calentamiento más rápido en elevaciones más altas, los ecosistemas y los sistemas agrícolas están cambiando. Además de esto hay enormes transformaciones socioeconómicas como la migración de personas que salen de las montañas. Así que los glaciares son una gran señal de advertencia de otros cambios.

¿Qué es lo que más te sorprendió mientras trabajabas en el informe?

– Los resultados sobre los glaciares reciben la mayor atención, pero eso no es lo que más me sorprendió.
Me sorprendió saber el grado de malnutrición en las montañas: ¡el 50% de las personas! Me sorprendió saber que el 80 por ciento de la población rural no tiene combustible limpio para cocinar.

Entonces, lo que está sucediendo es que tenemos algunas de las personas más pobres y vulnerables que tienen que lidiar con el cambio climático. Además de esto, hay más probabilidades de desastres como inundaciones, sequías, deslizamientos de tierra y más debido al impacto del clima y otros cambios. Esto requiere atención e inversión global.

También debemos reconocer que las personas han desarrollado estrategias sobre cómo adaptarse y prosperar en este entorno de montaña. Mientras que por un lado hay pobreza, por otro lado, hay fuertes conexiones culturales y un rico conocimiento tradicional. La pregunta es hasta dónde puede llegar esto en un mundo de cambio. ¿Cuáles son los límites?

¿Qué sigue?

– El mayor paso ahora es difundir los mensajes y desarrollar soluciones. El informe da soluciones a nivel local, nacional y regional. Estos necesitan apoyo político e inversión.

Quizás la mayor de todas estas acciones necesarias es promover una mayor cooperación entre los países que comparten la región montañosa. Hay tensión en la región, pero también notamos que los países están trabajando juntos para enfrentar el cambio climático. No hay otra opción, pero tiene que pasar más rápido.

Por lo tanto, debemos trabajar para reunir a los países para ver los beneficios de la cooperación, ya que el costo de la no cooperación es demasiado alto.

¿Podrían ayudar los lectores de Metro?

– Pueden mejorar la solidaridad con las montañas y su gente. Hagan todo lo que puedan para frenar el cambio climático.
Sabemos lo suficiente para actuar. Creo que las personas pueden quedar atrapadas en la inacción porque tal vez se preocupan por toda la incertidumbre. Sí, hay incertidumbre, pero si todos queremos un futuro próspero, donde todos los seres puedan prosperar y puedan disfrutar de un ambiente saludable y un mejor bienestar, entonces todos debemos comenzar a preocuparnos, especialmente sobre las montañas, los entornos de montaña y los pueblos de montaña. Lo que sucede en las montañas del HKH es como un pulso para el resto de la planta, es importante para el resto del mundo. Así que asegurémonos de proteger las montañas de HKH y promover el bienestar de las personas, ¡solo podemos hacerlo si trabajamos juntos!

 

Por Miguel Velázquez |Metro World News

By | 2019-02-11T15:45:21+00:00 Febrero 11th, 2019|Latest Articles, Noticias|

Leave A Comment

Suscribirse
Enviar

Mantente informado con todas nuestras actualizaciones, eventos y mucho mas...